Cómo una periodista y autora cría a sus hijos en una familia bicultural

Periodista, autora de libros para niños, y madre, habla sobre la crianza de sus dos hijos domínico-americanos y el balance entre su trabajo y su hogar.

Ida Siegal es una periodista estadounidense que ha trabajado para la cadena NBC de Nueva York desde el 2003, y más recientemente para WNBC y MSNBC. Durante su carrera como reportera, Siegal ha cubierto historias importantes como la huelga de transporte en diciembre del 2005, los ataques de discriminación de Howard Beach, y los ataques de terrorismo del 11 de septiembre, entre otros. Es graduada de la Universidad de Syracuse con un doble bachillerato en periodismo, televisión y política pública.

Este año, Siegal se convirtió en autora de libros para niños. Su primer libro en una serie, titulado “Emma is on the Air”, fue publicado por Scholastic. El libro, que pronto se publicará en español, narra la historia de una niña de ocho años que sueña con convertirse en reportera para la televisión. Siegal está casada con un dominicano, y es madre de dos hijos. Aquí nos cuenta su experiencia como madre de niños con dos culturas.

¿Qué edad tienen sus hijos?
Mi hijo tiene 8 y mi hija 4 y medio.

¿Por qué es importante criar a sus hijos bilingües y biculturales?

Hay tantas razones por las cuales debemos criar a nuestros hijos con dos idiomas, pero la más importante es muy básica. Ellos tienen que saber comunicarse con su familia. Mi esposo es de la República Dominicana. Muchos de sus familiares, incluyendo a su madre, solo hablan español. Entonces, hablar en español es primordial en nuestra casa. Nosotros queremos que ellos crezcan apreciando sus raíces y sintiéndose orgullosos de ellas. Para apreciar la cultura, la música, la comida, y las costumbres, hay que entender el idioma y hablarlo. Mi esposo y yo estamos convencidos de que tener fluidez en dos o más idiomas resulta en muchas ventajas académicas. Apoyamos los estudios científicos sobre la habilidad del cerebro para procesar más información cuando es expuesto a varios idiomas.

¿Cómo encuentra el balance entre su carrera y su vida familiar?

Ah, eso es un reto diario, tanto para mi esposo como para mí. Hemos aceptado el hecho de que no podemos ser súper estrellas en todo lo que hacemos. Y eso está bien. Hacemos sacrificios en ambos lugares, nuestros trabajos y nuestra casa. Y cometemos errores. Pero usualmente, logramos hacer un buen trabajo y nuestros hijos saben que ellos son primero que nada. Ellos saben lo mucho que son amados y mientras ellos entiendan eso, lo demás es secundario.

¿Qué le ha enseñado el ser mamá?

El ser madre me ha enseñado que puedo hacer cosas BIEN difíciles. Como reportera para WNBC-TV, he entrevistado a líderes mundiales, he cubierto noticias sobre huracanes, he podido terminar asignaciones muy complicadas a tiempo, pero ninguna de estas me prepararon para la difícil tarea de ser madre. Y no digo difícil por el trabajo constante de darles de comer, la lactancia, el sacarles los gases, el limpiarlos (¡aunque eso sí no fue tan fácil!), ni tampoco por la falta de dormir (aunque hubo tantas veces que estaba tan agotada que creía que me iba a enfermar…), ni tampoco incluyo las visitas constantes al pediatra (¡aunque realmente he estado allí más veces de las que he estado en mi ducha!). Pero lo difícil realmente ha sido acostumbrarme a la idea de ser responsable por otro ser humano, y no cualquier ser humano, sino mi hijo. La persona que más amo en mi vida y la preocupación diaria y constante sobre su bienestar. ¿Cuántas veces al día me preguntaba si estaba haciendo lo correcto? ¿Es ese modelo que escogimos para la silla del bebé el que han retirado del mercado? Y luego todo esto lo hice una segunda vez. La parte emocional era la más difícil de manejar. El ser madre me ha enseñado a desarrollar fortaleza cuando me entra la incertidumbre y el miedo.

¿Quién la inspira?

Hay muchas personas que me inspiran. La lista es larga. Pero realmente, cualquier persona que sufre y que tiene muchas luchas y que supera sus miedos, y la persona que decide en medio de todo ser feliz y hacer felices a otros, esas personas están primero en mi lista.

¿A quién quisiera imitar como madre?

Honestamente, a nadie. Yo pasé los primeros dos años como madre desesperadamente tratando de imitar a toda madre exitosa. Empezando con la mía. Y también a todas las madres que me encontraba en el parque y a todas las madres expertas que lo sabían todo y que compartían sus historias en los libros para padres. Y las madres que eran mis amigas y que sabían más que yo. Me volví loca tratando de imitarlas a todas. Hasta que finalmente, dejé la costumbre y fue entonces que mi rol de madre se me hizo más claro y menos confuso.

¿A quién acude cuando necesita ayuda con sus niños?

¡Por supuesto que a mi propia madre! Ella es a la primera que llamo cuando necesito quién venga a rescatarme.

¿Qué está leyendo en estos momentos?

Estoy en el quinto libro de la serie de “Game of Thrones”. El escapar es una herramienta muy necesaria para toda madre.

¿Qué aconseja a las madres que trabajan fuera de casa?

Mi consejo más valioso es que no se preocupen por cometer errores. Estos van a cometerse lo quiera o no. Entonces, no se sienta mal. Escoja sus batallas. No va a poder asistir a todos los eventos escolares de los niños, ni a todas las reuniones de trabajo. Escoja el evento más importante para sus niños, o la reunión más importante para su jefe. Y si ambos son el mismo día, escoja ir a la escuela de los niños y busque la manera de reconciliarse con su jefe después. Por ejemplo, trabaje un día libre o escoja un proyecto adicional. Demuestre su profesionalismo, pero su devoción como madre es primero.

Share